domingo, 12 de julio de 2009


Un año después


Hoy hace un año que Pipo llegó a casa. A mi me parece que ha pasado mucho más tiempo, quizás porque han sido unos meses complicados, quizás porque su actividad me ha tenido muy atareada. He tenido que replantearme mis días a base de grandes madrugones pero ha valido la pena.... está valiendo la pena.
Los resultados están a la vista y parece que, en las últimas semanas, la cosa se acelera para mejorar.

Pipo sigue siendo un perro feliz (http://occulushabilis.blogspot.com/2008/08/el-caso-del-perro-feliz.html ), muy feliz.

Es muy simpático y sociable, tanto con las personas como con los otros perros, lo que facilita muchísimo el que pueda correr libremente y jugar durante horas. Es precioso verle disfrutar con sus amigos.

Yo, aunque ha habido momentos en que he pensado muy seriamente dejar de ser su dueña, tengo que reconocer que con paciencia (mucha) y tesón, estoy consiguiendo por fin resultados.

Os dejo una foto hecha esta misma mañana; ahora, mientras yo escribo ésto, Pipo está aquí a mi lado en una de sus muchas siestas diarias (otra ventaja de que corra tanto :-)).
Saludos de ambos!

3 comentarios:

AqUIEstOYyo dijo...

Pues, a mí en cambio, me parece que fue ayer cuando leía el post que me despertó el deseo de saludarte, porque ya te leía en silencio.

Enhorabuena. Parece que has hecho un trabajo estupendo con tu Pipo. Y, como siempre que algo cuesta, la recompensa hace olvidar todos sinsabores.

Arturo dijo...

Felicidades a ambos.

Anónimo dijo...

Que guapom está "mi" Pipo... Sabes que el mes pasado tiramos el sofá q destrozó?? jeje, me dió pena y todo...
Enhorabuena por la paciencia y dedicación q has tenido y sigues teniendo. No podría haber encontrado a nadie mejor, eres una gran persona, y sé q con Pipo a veces es dificil y que llega a desesperar, pero tb tiene su lado positivo, no?
Gracias por cuidarle tanto, eres genial! Y espero más fotos, eh??
Besitos a los dos.
Silvia.