lunes, 20 de julio de 2009


Al sol que más calienta


Estar al sol que más calienta es algo que algunos siguen cual bandera patriota. El peligro de hacer eso es que, como se pasen un pelo, pueden quedar más tiesos que la mojama.

Recomiendo airearse de vez en cuándo y alternar ese modus vivendi con el nadar y guardar la ropa que es veranito y seguro que también les apetece.

Con dios y a la fresca.

5 comentarios:

AqUIEstOYyo dijo...

No he entendido a quién va dirigido el mensaje =(, pero la foto me entusiasma. Preciosísima, así en su sencillez. Esa delicada combinación de colores que ni un decorador habría encontrado si la buscara.

Carlos Palacios dijo...

La foto maravillosa. El mensaje me pasa igual que a Emi.

Besos

Cristina Catarecha dijo...

Jajajajaj, gracias por los comentarios sobre la foto.
No va dirigido a nadie en concreto y a todos aquellos que no dan la cara, que no son consecuentes con las ideas que venden y actúan, simplemente, sacando más de dónde más se puede.
Va dirigido a aquellos que, a menudo salen en la prensa y que se venden sin pestañear, al mejor postor.
Es una simple metáfora, sin comisiones, sin nombres y sin apellidos :-)).
Besos!!

Arturo dijo...

Desgraciadamente, estar al sol que más calienta es lo más habitual. La coherencia se marchó hace tiempo de la mano de la dignidad.

Cristina Catarecha dijo...

Arturo! que bien has emparejado coherencia y dignidad. Me ha gustado mucho.
Un abrazo.