viernes, 10 de julio de 2009


Federiquin


O la historia del Gallo Quirico http://www.lacasadelarbol.es/3Quirico.htm

Te echaremos de menos, Federiquin. Esa dimensión desconocida dónde todo era grande (o casi todo), dónde todo se veía mal hecho, dónde nada era escuchado y mucho se ladraba, está huérfana sin tí.

Espero que no estés en la olla como el otro gallo.


Pd. Te regalo unas orejas para que aprendas a escuchar, a escuchar la verdad y puedas ser, aún, más grande. Con dios, o sin él.... que me pierdo.



1 comentario:

AqUIEstOYyo dijo...

Jajaja.

Me enteré de la noticia en Palabras de Arena y desde entonces estaba yo con pena. Mi recorrido al colegio ya nunca será el mismo.