miércoles, 28 de noviembre de 2007


Rebajas: el ADN por los suelos


Que digo yo que estará muy bien eso de la integración, que la sociedad multiculural nos enriquece (ya estamos.....me recuerda al yogur.....mal vamos....), que hay que dar cabida a todo tipo de culturas.

Vale!! de acuerdo!! pero.....se hace como lo hacemos?. Quiero decir que si nunca encontramos un término medio para nada, porqué nos empeñamos en pensar que ahora lo estamos haciendo bien??.

Yo me voy a mojar. Me gusta la mezcla; más unas que otras, no voy a negarlo. Pero y los envases? porque no se utilizan?? . No, no me he vuelto loca ni he cambiado de conversación/monólogo/post-blog, no.

Sabéis qué me pasa? Os lo voy a contar.

Desde que he visto que el adn va suelto, que es libre como el viento, yo me siento cohibida. Ir por la calle paseando tranquilamente se ha acabado. Sí. No os habiáis dado cuenta??.

Hoy un amigo me decía "es como jugar al palet", y es verdad.

El suelo es un mosaico, multicultural por supuesto, de adn vario salido de los más recónditos rincones (arrrggggggg). Eso sin contar con los ruidos guturales que vamos escuchando y pensando "no..., nooo!!, me va a dar!!".

Yo aún lo tengo fácil, son dos piernas que procuran sortear el "empedrado", sin embargo Roco, pobrecito mío (son 4 patas!) lo tiene peor.

Y luego, el simpático del barrio que se acerca, se agacha y le tiende su mano diciendo "dame la patita!"; la patita? la patita de quien?? de Roco o de Mohammed o Mammadou o de Chi Cho Niang?? Nunca se sabe a quien puedes estar saludando :-)).

Yo creo que alguien les tendría que decir que "eso" no se hace. A ver quien se atreve :-)).

Pd. la foto de hoy no va a reflejar nada de lo comentado por cuestiones obvias. Lo dejo en puntos suspensivos (eso sí, rojos, por el peligro) ya que, como todo en la vida, es cuestión de suerte (el no pisar, digo).

5 comentarios:

Albert Balada dijo...

Entiendo tu enfado y seguramente, Cristina, se debe más a un concept de urbanidad, que no al perfil que has dado inintencionadamente a tu post, seguramente el origen de las personas no es la falta de urbanidad, sino las costumbres que nosotros debemos enseñar y exigir, supongo que la crítica al adn refieres por la diferencia de lugar de nacimiento una circunstància no corregible, la educación y la urbanidad, seguramente sí.

Cristina Catarecha dijo...

Albert, así es cómo lo siento (y lo padezco). No se puede ir por ahí de la manera que van algunos/as y si bien veo que no somos capaces de enseñárselo o de exigírselo también creo que ellos, tan listos para unas cosas, podrían darse cuenta de que no se puede ir a saco y fijarse como funciona la comunidad en la que viven.
Y otra cosa, no te has fijado que esas costumbres ya las estamos haciendo nuestras? muchos jóvenes están adoptando esa fantástica urbanidad :-((((
Todo lo malo se pega. Es mi opinión.

Albert Balada dijo...

Por eso te lo decia querida Cristina, también nuestra comunidad, tiene que replantearse sus normas de urbanidad, de convivència, de civilidad, también nuestros "nacionales" necesitat recuperar ciertas moralidades perdidas. Un abrazo

Necro dijo...

¿A cuantas madres de aquí has visto desde siempre decir a sus nenes que orinen entre coche y coche?.... ¿A cuantos abuelos con problemas de prostata,o no, por no gastar-se un euro has visto orinando en una esquina o contra la rueda de un 4X4?... yo a demasiadas personas. No es una moda que impongan los recien benidos, es que la gente tanto de aquí como de fuera es guarra y punto.
Por favor se realista y reconoce que desde siempre se ha orinado en la calle y no es nuevo de ahora, es un problema que causamos todos, no solo los recién benidos que no han recibido cierta educación.

Anónimo dijo...

Hola necro. Yo te reconozco que ha habido siempre gente sin educación, sí. Te reconozco que también he visto a gente orinando en la calle, muchos de ellos no por las causas que indicas si no por ir completamente borrachos (gente de mi ciudad, en mi portal sin ir más lejos). Pero ocurre que no hablo de eso, de orines. No, Necro. Hablo de escupir, de sonarse con la mano y tirarlo al suelo sacudiéndola. Puedo ser más explícita pero no quiero.
Hace años, cuándo yo era pequeña, recuerdo que en mi ciudad, en la Calle Mayor, había escupideras en el suelo para que los hombres arrojaran allí esa porquería. Hace ya muchos años que se retiraron las escupideras por, aparte de ser una guarrada para la vista, era de una total falta de higiene.
Eso sucedió hace muchos años.
Ahora vuelve a pasar y no con la gente de aquí, sino con los que vienen de otras culturas. Es comprensible que no lo sepan y habrá que decírselo (¿?) pero también pueden darse cuenta de que los demás, los de aquí, no lo hacemos.
Vamos para atrás o que?.
Si se quiere entender, se puede. De lo contrario, cada loco con su tema.
Salud.
Occulus Habilis.