lunes, 26 de noviembre de 2007


Una cuestión de piel


Sentir como te atrapa la inspiración es algo fantástico.

En mis paseos con Roco (para quienes no lo sepáis, mi fiel compañero perruno), he aprendido a observar lo cotidiano, una y mil veces. De repente, algo aparece destacando sobre todo lo demás y yo, cual corsaria de la imagen, asalto esa ocasión con mi cámara intentando cazarla con el presentimiento de que es algo único e irrepetible. Pocas veces se da de pleno pero cuándo se acierta es algo sublime. "Sabes" que has cazado una buena pieza.

Salvando las distancias, que las hay, es un sentir parecido a aquel beso que tanto deseas dar, ese océano de abrazos en el que deseas perderte, esa ansia de tener que beber de esa boca aunque sólo sea un momento. Un momento único e irrepetible. Cuándo lo haces, esa sensación de volcarte dentro de la otra persona, de fundirte en un todo, de saber que no hay nada más en ese instante, eso.....eso es la captura.

La inspiración es, sin duda, una cuestión de piel.

5 comentarios:

Albert Balada dijo...

Bravo!!!!!

Toñy castillo dijo...

Precioso Cristina, gracias por enviar algo tan bello. Toñy

edu dijo...

Hola Cris..., me ha gustado tu trabajo, desde luego me ha llamado la atención el titulo, no estoy acostumbrado yo a estas cosas..., jeje

Eres una artista..!!!

Saludos

Rosamari dijo...

Como me ha gustado ese texto Cris,son esas palabras que al leerlas piensas " yo tambien las he tenido en mente".
Un abrazo

Cristina Catarecha dijo...

Gracias amigos.
Edu, no dejaré de recordarte que si algo tengo de artista, tú eres el principal "culpable". Un abrazo.

Rosamari, me alegra saber que son sensaciones compartidas. GRacias.

Albert, Toñi, gracias por vuestros comentarios. Besos.