domingo, 31 de agosto de 2008


Cosas que nunca te dije


Viniendo del post anterior no puedo dejar de pensar en la segunda parte de esas tragedias, cualquiera de ellas, grande o pequeña, da igual.
Esas personas, cuyas vidas vieron truncadas, ya no volverán a abrazar a sus seres queridos ni a decirles lo mucho que les querían. Quizás en algún caso, ni siquiera lo habían dicho con aterioridad.
El querer a quien nos quiere es algo que se da por hecho pero hay que decirlo y hay que demostrarlo. Hay que mostrar los afectos porque, a todos nos pasará, alguna vez será tarde y ese abrazo ya no lo podremos dar y ese "te quiero" ya no nos lo escucharán. Quedará en la lista de "cosas pendientes".
No nos hace vulnerables el mostrarnos afectuosos sino el pensar que los demás pueden creerlo y, al final, resulta que todos hacemos lo mismo pero estamos deseando hacer lo contrario y dejar que nuestros sentimientos asomen y sean recibidos.
Seamos cercanos y eliminemos nuestra lista de "pendientes".


Pd. Isabel Coixet (de quien tomo prestado el título de este post) describe perfectamente estas situaciones en sus películas. "Mi vida sin mi" es otra "lista de pendientes" que merece la pena ver.
Pd1. Fotografía de parte de un graffiti en la Mitjana de Lleida (desconozco el nombre del autor)

1 comentario:

Arturo dijo...

Nunca hay que darlo por hecho y hay que pelear por hacer la lista de pendientes más pequeña día a día, pero resulta tan cansado a veces, que terminamos abandonándonos en la "Inercia". Lo malo es que cuando, se va de vacaciones, su sustituta la "rutina" nos ata y nos lleva al "demasiado tarde".
"No hay nada peor que un demasiado tarde" Bukowski
http://eltinterodearena.blogspot.com/2008/08/charles-bukowski-naci-en-andernach.html