sábado, 3 de noviembre de 2012


La piel


Como una suave caricia. Así recorre el bosque la niebla del amanecer. Las luces despiertan los colores del otoño y yo, hambrienta de sensaciones, me dejo llevar.

Feliz semana.

4 comentarios:

Guillermo García-Saúco S. dijo...

Qué foto más maravillosa.
Un saludo.

Cristina Catarecha dijo...

Gracias Guillermo.

Saludos.

chapiniki fotos dijo...

Una foto preciosa de otoño, me encanta esa neblina que has captado.

Un abrazo.

Cristina Catarecha dijo...

Gracias, Chapiniki. El momento era realmente abrumador por su belleza.
Un abrazo.