jueves, 28 de octubre de 2010


Las luces del alba


Amanecer de hoy


Hay personas a las que quiero que hoy no han podido verlo así que me convierto en hilo conductor y traslado esos impresionantes momentos hasta sus ojos.

Hoy comentaba con Elisa, mi fiel compañera de paseos matutinos, lo necesario de vivir instantes así. Hemos concluído nuestra disertación, mientras esbozábamos una sonrisa, que estas cosas tendrían que ser obligatorias por convenio y, antes de empezar el trabajo, deberíamos haber vivido un momento así de hermoso. Si todos pudiéramos disfrutar de esos momentos, si todos fuéramos capaces de apreciarlos, el día se nos abriría con otra cara, con otra perspectiva.

Este post se lo dedico a Txell que pronto nos obsequiará con cosas así, a Maite que está viviendo su propio amanecer con mucha paciencia y una eterna sonrisa y a Elisa, por su humor y filosofía de vida que son casi tan grandes como este amanecer.

Buen jueves a todos.

4 comentarios:

Arturo Carrasco dijo...

Gracias por compartir una vez más esas maravillas.

Jorreto dijo...

Y es que...claro, a Dios le ayuda. Y los que se quedan en cama se pierden éste espectaculo y el aire mas limpio del día, claro que a esos hasta lo mismo ese aire tan puro les hace daño, no?
Un abrazo Cris,

Cristina Catarecha dijo...

Gracias a ti Arturo por ser un incondicional seguidor y dejar tus comentarios.
Un abrazo.

Cristina Catarecha dijo...

Pues efectivamente, Antonio, igual hasta les sienta mal :-).
Un abrazo!