domingo, 9 de noviembre de 2008


Caricias


Hay imágenes que de forma inmediata me transmiten sensaciones. Esta, la de hoy, la he sentido como sensual, como una caricia aterciopelada que invadía mis sentidos.

A medida que elegía y variaba la composición de mis capturas iba recordando retazos leídos en otros blogs, en los vuestros. Unas espigas plagadas de rocío me llevaron a un párrafo de Emi que hablaba de gatos y soledades y de ahí salté al nexo común entre mi blog y el de ella: Arturo.

A él le dedico esta entrada por ser buena gente, porque me gusta su manera de mirar la vida, su humor, su ironía y su ingenio, porque percibe en mis fotos cosas que yo pretendo expresar, porque gracias a él y a las rendijas que encuentro en su blog, he encontrado pequeños tesoros que me llenan y me enseñan.

Me gusta este "efecto mariposa" de los blogs y el efecto caricia de sus aleteos.

Para Arturo, con mi agradecimiento.








7 comentarios:

Arturo dijo...

Cuando se me pase el sonrojo, y encuentre el saco donde guardo mis mejores palabras de agradecimiento...entonces y sólo entonces podré contestar a esta entrada.

Cristina Catarecha dijo...

Tu saco estaba lleno de bonitos gestos y hermosas palabras. Gracias, muchas gracias Arturo.

shat- dijo...

Hola Cristina, me gusta esa caricia que tanto transmite; llega ese murmullo del danzar de las espigas, esa brisa que va dibujando una diagonal y deja un triangulo para nuevas amistades.
Te lo repito me gusta como escribes y miras, me gusta ese " efecto mariposa" del que hablas.
Daremos un paseo por el blog del Arturo. Bonita dedicatoria.
Un abrazo

ana dijo...

El humos es algo importante para encarar la vida y si además va acompañado de ironía suele ser mejor. Suele ser a menudo un signo de inteligencia, de las dos, de la emocional y de la otra.
Tu creatividad con la cámara es estupenda y esa unión de tus palabras con tus imágenes es particularmente bonita.
Me alegra saludarte,
un beso,
ana

ana dijo...

Bueno, quería decir el "humor", como habréis deducido, jajajja /no pretendía ser un chiste), solo ha sido una errata.
otro beso,
ana

Cristina Catarecha dijo...

GRacias, Rosamari, es un placer saber que tienes tiempo para obsequiarme con tus visitas.
No te defraudará el blog de Arturo, ya lo verás.
Un beso

Cristina Catarecha dijo...

Me alegra verte por aquí Ana. Siento no haber contestado antes pero las cosas son como son y no como nos gustarían :-)).
Tu "humo-simpático" ha quedado más que claro.
Un beso y muchas gracias por tu comentario.