domingo, 26 de octubre de 2008


El Dominical


Hace ya un puñado de años, cuándo yo me estrenaba en esto de la fotografía digital y en la red, subí un álbum que se titulaba así. En aquel entonces formaba parte de un grupo de msn en el que uno de los participantes de entonces, un tal Benson, se dignó a hacer un comentario más o menos positivo. Se lo agradecí (más teniendo en cuenta que no solía alabar nada que no saliera de su cámara; ya me entendéis). La importancia del momento no hubiese tenido ningún valor si no fuera por la sensación a la hora de captar las imágenes en compañía de quien lo hice. En aquel momento Roco, mi querido cocker, era mi compañero de fotografía. Un compañero con el que compartí bellos momentos y al que he echado mucho de menos. Desde su pérdida no había vuelto a sentir la sensación de felicidad que hoy he sentido y, por eso, titulo mi post así. Es como una vuelta al pasado, al pasado más feliz.

Hoy, con Pipo (al que estoy adiestrando) he dado un largo paseo (añoro esos paseos pero no pueden ser frecuentes sin tener al perro adiestrado; todo requiere su tiempo y estoy en ello) por el cauce del río. Estaba precioso; la niebla baja y el sol queriendo invadir el paisaje daba un brillo especial tanto a la hierba como al cielo. Ha sido un paseo hermoso en el que tanto Pipo como yo hemos disfrutado del momento, de nuestra compañía, de la luz, de la soledad y de la fotografía.

El trabajo empieza a dar sus frutos y el otoño nos ofrece sus primeras postales.

Seguiremos informando :-).

Besos mios y lametones de Pipo.

10 comentarios:

shat- dijo...

Hola Cristina,recuerdo esta foto, son de las que al mirarla dice" me hubiera gustado hacerla yo".
Invita a entrar ese camino infinito, lleno de melancolia e intriga, me gusta como esos enormes arboles se rozan entre si con sus ramas.
Es otoño la estacion de los colores y las nieblas, se van cambiando sus vestidos para lucir explendidos en la primavera.
El texto, esos pensamientos en voz alta que compartes, describen el momento que recuerdas y el hoy.
Es como mirarte a los ojos y leer en silencio, me gusta como escribes y te expresas.
Me alegra ese paseo por un lugar tan bonito con Pipo, en primavera ya estara mas formalito y correteara obediente entre los arboles, disfrutando mutuamente de la compañia, el paisaje,la luz y la fotógrafia.
Un besote para ti y una rascadita a Pipo

Cristina Catarecha dijo...

Hola Rosamari, es normal que reconozcas el lugar porque ha sido un habitual de mis paseos y aunque esta foto está hecha hoy mismo sí es cierto que otras, muy semejantes, ya las he compartido con vosotros.
Gracias por tus palabras y por tus deseos. Es una alegría compartir mi mirada y mis pensamientos contigo.
Un beso.

devalen4 dijo...

Como me alegro de vuestro bonito paseo!!! Desde aquí aplaudo la paciencia q estás teniendo con nuestro pequeñajo, ya que asún siendo un perro excepcional es muy nervioso y saberlo llevar es difícil. Me alegro de que la cosa vaya mejorando poco a poco, y bueno, a ver si esta semana hablamos un dia por telefono, q ya hace...
Muchos besitos para los 2!
Silvia

Arturo dijo...

¿Cómo voy a hacer fotos del otoño, si tu lo capturas entero en un solo disparo?
Un abrazo.
PD. Te he leído el pensamiento, has pensado que yo tengo las castañas jejeje.

Cristina Catarecha dijo...

Silvia, sí, la cosa parece que va amainando (menos mal! :-)). Un beso, guapa.

Arturo, jajajajaj, no seas malo que yo no he pensado eso. La niebla es lo que tiene, que da mucho juego a la hora de cazar imágenes. Me gusta que te guste la foto. Un abrazo.

Anónimo dijo...

No se pero creo haber hecho ya un comentario, y no lo veo grabado...de todas formas es una toma en la que el punto de vista tan bajo, ayuda a crear una sensación de elegancia y refinamiento, en el que la niebla pone su punto de ambiente...un abrazo

Pepe Ventureira

AqUÍstOYyO dijo...

Ni que lo digas que parece una postal. ¿Existe ese lugar? Pues parece inventado.

La amistad que estáis tejiendo Pipo y tú tiene pinta de ir haciéndose muy sólida porque es de esas amistades bien trabajadas que dejan mucha huella.

Anónimo dijo...

Hola soy El BenSon...,el q solo hacia comentarios positivos de las imagenes que salian de su camara.
Mi nombre es Jaume Jové, viejo conocido de criss en tiempos. Me alegra ver que aun hoy valores mis comentarios de aquellos dias tanto como para mencionarlos aun hoy en tu blog. Pero eres muy injusta pues lo que dices no es cierto y lo sabes. lo sabe Risol,migueldi,aza,...,protacio serna tu hermano carlos, hasta voyager ( este te dara la razon) y por supuesto mi querida Elsy.
Alguien me ha dicho q hablabas de mi en tu blog, lugar q no conocia por supuesto, que sorpresa por dios¡¡¡si q te deje huella cristina.
A ti te dedique muchos msg, recuerdo uno de una ventana con unas pinzas de colores en la base de ella , que daba paso a un paisaje verde del norte..., recuerdo muchas fotografias tuyas( muy buenas, regulares y malas, como todos hacemos)y msg algunos extensos, tanto que en pv me decias que los guardarias.
Que extraña mezcla de resentimiento y admiracion tienes hacia mi.
Saludos

Jaume Jove ( BenSon )
www.jaumejove.com

Arturo dijo...

No tengo el gusto de conocerte Benson, no conozco tus fotografías, ni tus palabras y por lo tanto me abstendré de emitir ninguna opinión sobre ti. Pero si conozco las palabras y las fotografías de Cristina y ese conocimiento me autoriza a decir, que resentimiento y Cristina, no casan, ni siquiera en una frase. Una persona tan inteligente cómo la que escribe este blog, no pierde su tiempo, con ese tipo de sentimientos tan poco fructíferos. Por cierto algunas huellas, se marcan sobre la arena y la brisa las convierte en efímeras marcas con facilidad.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Por cierto Criss, la fotografia es muy bonita con una composicion que acentua la atmosfera que desprende.
BenSon