domingo, 5 de octubre de 2008


Fluir


Cuándo las cosas en la vida se hacen con normalidad, con ganas y con cariño, suelen salir bien.

Una experiencia cercana en el tiempo ha sido ejemplo de lo que digo y no dudo en afirmar que ha sido una de las más bonitas de mi vida.

A veces cuesta arroparse de las personas adecuadas ya que la vida es un tamiz que no siempre es fácil de manejar pero el paso de los años da como resultado la selección natural de esas piedras preciosas que quedan en el fondo después de deshacerse de la arenisca.

El cumplir años es lo que tiene: la experiencia, y esa experiencia propia unida a la de los demás dan algo tan bonito como mi reciente viaje a La Coruña.

Me ha gustado su luz, su marisco (como no! :-)) ), la ciudad en sí, pero sobre todo y sobre todas las cosas, su gente.

Gracias Olga, gracias Pepe, sin vosotros nada hubiese sido lo mismo ....ni de lejos.


La vida, cuándo fluye con normalidad, es un estado de felicidad.

5 comentarios:

Rosamari dijo...

Que alegria saber que lo has pasado tan bien, y porque no decirlo envidia sana que me lo he perdido.
Bellisimas palabras Criss,larga felicidad para ti.
Un abrazo

Arturo dijo...

A veces la vida se viste de domingo, nos regala la mejor de sus sonrisas y nos deja ver por un momento como funciona. Creo que es un batiburrillo inexacto de frases de Serrat, pero me alegro que lo hayas pasado tan bien, aunque por tu culpa haya subido el marisco.

Un abrazo.

Ramon Guinea dijo...

Hola, Cristina. Me alegra volver a saber de ti (hace tiempo que no escribías nada en tu blog) y que te hayan pasado cosas tan positivas en estos últimos tiempos.

Un beso desde el País Vasco

Cristina Catarecha dijo...

Rosamari, sí fué muy bonito. Gracias por tus deseos!. Un beso.

Aturo, jajajajaj, como eres!! y más que me gustaría colaborar en esa subida. Un abrazo.

Ramón, de pájaro a pájaro, habrás notado que en mi país personal acabo de anexionar un nuevo territorio :-)). Muy buenos tus textos. Besos desde Poniente.

Pepe Ventureira dijo...

Ha sido un placer, el poder disfrutar con gente "normal", de unas horas de luz, sol, amistad...momentos grabados en la retina, que permanecerán para siempre. Gracias por venir a compartir...un poso de armonía ha quedado en el espíritu...un fuerte abrazo para tod@s tus compañer@s...alegría de vivir es el regalo que nos habeis hecho...un abrazo