lunes, 14 de enero de 2008


El valor de las palabras


Cuándo las cosas no se dicen y hay que averiguarlas a golpe de realidades, el resultado suele ser desastroso.

Poco cuesta avisar, pasar el cerrojo de forma elegante; nunca son felices las despedidas pero hay maneras y maneras, cosa que parece desconocer el diario La Mañana. Su decisión de prescindir de la página que el grupo Escoltant la Vida (del que formo parte desde que, muy amablemente, me invitaron para compartir mis imágenes) ha sido por la vía rápida. Sin avisar, simplemente han dejado de publicarnos.

Viene época de elecciones y todo tiene su precio (es un suponer). Decir las cosas con valentía y tocar ciertos temas parece que no puede ser. Pues vale, de acuerdo.

Por mi parte, desde mi lado poético, les digo aquello de "señors, doncs bon vent y barca nova" pero la otra parte, mi otro hemisferio, el macarra, no puedo evitar decirles "señores, a cascarla".


Todo tiene un precio y un valor. El suyo aún no sabemos cual es. Nosotros seguiremos buscando el valor de las palabras ......y de las imágenes.


Hasta pronto y muchas gracias a todos.