lunes, 14 de enero de 2008


[María] Atrapando sueños - 1ª parte


Siempre pensó que su vida iba a desgranarse de forma cómoda, apacible y, sobre todo, feliz. Se casó muy joven y enamorada pero ahora, tras 20 años de matrimonio, María no podía dejar de pensar en que su vida ya no le pertenecía.

Con la mirada ausente, mientras dibujaba ochos en su humeante café, imaginaba cómo querría que fuese su futuro. El no tener hijos les había permitido moverse sin problema y disfrutar de sus aficiones hasta casi la saciedad y ahora..... ahora qué?. Ya no tenía ganas de repetir lo de cada día, quería, necesitaba, borrar de un plumazo su hoy y evitar el desastre personal.

Su relación con Mario ya no se parecía en nada a la del principio. El amor se tornó afecto y el deseo voló de tanto explotarlo. Sólo tenían en común una casa, algún que otro desayuno y los amigos que, como ellos, se dejaban llevar por la inercia de la compañía y las apariencias.

Hacía ya mucho que a María le envolvía la sensación de estar desaprovechada. Le gustaban las artes, todas y, sin embargo, no había tenido la suficiente seguridad en sí misma para iniciar ese camino.

Hoy, mientras, enfriaba su café a golpe de cucharilla, se imaginaba sumergiéndose en el mundo de las galerias de arte, viajando por el mundo sola y decidiendo por sí misma. Era un sueño más.

Ojalá hubiese tomado antes alguna decisión con respecto a su vida, ahora era ya un poco tarde pero.....seguir así para siempre....es lo que quería?.


Mientras estaba en ese punto de sus reflexiones llegó él.


"Hola, si que has tardado", "vamos?"


Dió un pequeño sorbo a su café mientras retiraba la silla, recogió el móvil, se puso las gafas de sol y, con el bolso al hombro, empezó a caminar junto a Mario.


.....continuará.....