domingo, 4 de diciembre de 2011


Nada

Separé el ojo del visor y retrocedí un paso dejando la cámara sobre el trípode. Lentamente recorrí con mi vista el escenario que me rodeaba intentando procesar tantas emociones. Quería capturarlo todo.
Nada.
No había nada que perturbara aquella paz inmensa.
El sol posándose sobre las montañas con su delicada rutina. La boca del volcán dejando salir su aliento y el agua hirviendo bajo nuestros piés.
Nada más.
Silencio total en un paisaje inquietante y alucinante. No hablábamos, sólo nos empapábamos de tanta belleza mientras una sonrisa llenaba nuestro rostro.
Nada. Sólo paz, armonía y mucha belleza.

Feliz semana.


Pd. Foto: Yellowstone -Wyoming - Usa

2 comentarios:

chapiniki dijo...

Qué preciosidad de tonos, te ha quedado un paisaje espectacular.

Enhorabuena.

Saludos.

Cristina Catarecha dijo...

Muchas gracias!