domingo, 27 de marzo de 2011


Soñadora


No será un martes cualquiera. Ya no habrá vuelta atrás y, cuándo se cierre la puerta, todo habrá acabado. Dentro quedarán sus cosas, su espacio, sus recuerdos y un gran vacío que, ellos, irán llenando del mismo amor que le dedicaron tantos años.

No, no será un martes cualquiera.

6 comentarios:

Jorreto dijo...

La imagen destila ternura, con independencia de la tristeza del texto que la acompaña.
La historia que cuenta me suena a vivida... o tal vez sea mi subconsciente.
Un abrazo Cris,

J.Carlos Ortega dijo...

Emotiva entrada, Cristina, un fuerte abrazo, amiga.

luis dijo...

Si lo que he intuido es pura realidad, solo me queda darte un poco de animo y desearte lo mejor para estos duros momentos. Saludos.

Isabel dijo...

Sin duda hablas de alguna perdida........esta en la foto?

Rolex dijo...

Quizás tampoco lo sea ni el lunes, ni el miercoles, ni sé cuantos dias más. No sé muy bien que decirte, he pasado por aquí y te sentí, como siempre. Un abrazo!

Cristina Catarecha dijo...

Amigos, ella, Laika, no es mi perra (por suerte esta vez) pero sí la de alguien a quien aprecio y que ha servido, innumerables veces, de objetivo de mi cámara. Llegó su hora y esta es mi despedida.
Sé muy bien qué se siente antes estas pérdidas y lo siento como si volviera a pasarlo.
Gracias a todos!.