domingo, 6 de diciembre de 2009


Ausencias


Hace ya dos años que se marchó y su huella sigue estando muy presente, lo estará siempre.
Entre lágrimas se me escapa la sonrisa pensando en sus cabriolas y su tozudez; en su no-rabo con parkinson :-) y en aquella forma de caminar moviendo el trasero de medio lado.
Hoy mi recuerdo va para él y lo imagino saltando con las orejas al viento tras algún chusco de pan.


Va por ti Roco.

6 comentarios:

Jorreto dijo...

Parece mentira lo que se les echa en falta.
Me ha tocado esa experiencia ya tres veces. No quiero mas, es demasiado duro luego el hacerse a la ausencia de un amigo de tantas y tantas horas, de tanta fidelidad.

La foto lo cuenta de maravilla.

Un abrazo,

Cristina Catarecha dijo...

Gracias Antonio. Se agradece el comentario.
Tres veces! madre mía....no quiero ni pensarlo....
De momento procuro pensar en lo mucho que lo disfruté y ahora, con mi segunda aventura perruna (que me está costando lo mío), me tiene tan distraída su actividad que no puedo pensar más que en cansarle jajajajaj. De momento siempre gana él y me cansa a mi :-).

Un abrazo.

Pepe Ventureira dijo...

Hola Cristina, la foto es "una ausencia bien definida"....va a hacer un año que nos dejó Rula, después de 15 años de convivencia...se les echa mucho de menos...su infinita presencia llena de fidelidad...
Me alegro de saber de tí.

Un beso

Ángel Corrochano dijo...

Buen homenaje y excelente fotografía
Cordiales saludos

shat- dijo...

Bellisimo homenaje, nunca se les olvida, dan tanto y piden tan poco.
Yo ya me he tenido que despedir de dos y para cada uno tengo siempre un recuerdo especial de la gran compañia y afecto que me dieron.
Ahora procuro disfrutar de Blue todo lo que puedo.
Seguro que en algun lugar corretean felices, entre florecillas persiguiendo mariposas y nubes.
Un abrazote y una rascadita a Pipo

Cristina Catarecha dijo...

Gracias amigos. Es bonito saber que entendéis mis sentimientos.
Un abrazo.