miércoles, 23 de septiembre de 2009


Incontinencia


El día a día se está convirtiendo en una auténtica tormenta de malos modos, descalificaciones, agresividad y mucha locura.

Lo vemos en todos los ámbitos aunque los que más me llaman la atención son aquellos que se muestran a través de la televisión: tanto en gente de muy poca cultura y a la que se le da mucha pantalla, como en los políticos más aventajados que no dudan en decir barbaridades en un tono sonrojante y de forma impertérrita; no se les mueve ni un pelo mientras su boca vomita sandeces.

Otra forma de incontinencia en la que veo en los más jóvenes. Esa me preocupa mucho más porque veo que lejos de ganar terreno a la incultura y a las malas formas, esas se están apoderando de un buen puñado de adolescentes que, verlos y oirlos, pone muchas veces los pelos de punta.

La agresividad que se ve en debates televisivos pone de manifiesto que lo que muchos hacen en aras de la sinceridad es, simple y llanamente, mala educación manifiesta.


A todos los que sufren incontinencia verbal o modal, les dedico hoy mi foto.

A cuidarse.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

KK, NO? :D esa foto, esa foto, creo qué la hiciste en... :) Tengo razón, verdad??? Yo creo que la mala educación ha campado siempre a sus anchas, lo único que sucede es que hoy en día ya no se averguenzan de la desverguenza y antes sí. Así pues la única diferencia es que antes la mala eduacación se mostraba solapada. Vamos, así lo creo yo al menos... :D B7s!!

Ian N.

Carlos Palacios dijo...

La mala educación, agresividad, injurias, peleas... instauradas en la sociedad como algo normal es algo preocupante. Como padre veo que los que si queremos educar a nuestros hijos en el respeto y en el buen trato a los demás, nos ponen barreras difíciles de evitar. La televisión se ha convertido en la mayor de las letrinas, llena de MIERDA a TODAS HORAS. Los políticos son como hienas arañando hasta el último voto dejando atrás sus prejuicios morales (si alguna vez los tuvieron). En el colegio veo con asombro como los padres toleran y potencian la mala educación y agresividad de sus hijos, dejando esa RESPONSABILIDAD de los PADRES al personal docente. La educación de base se da en casa, en la familia, y en el resto de sitios se puede reforzar o aminorar. Me quedo con una frase que un antiguo profesor, el Hermano del Moral (Hermano Marista) me repitió hasta la saciedad durante dos largos cursos escolares: "Lo que se aprende en la cuna, se lleva hasta la sepultura".

Cris, mis disculpas por este "rollo", pero has tocado una de las cosas que me encienden.

Mil besos

Arturo dijo...

Ay! Si sus hollera la velen hestevan.

Cristina Catarecha dijo...

Carlos, no te disculpes porque además de no ser ningún rollo, estoy completamente de acuerdo contigo.
Besos!

Cristina Catarecha dijo...

Arturo, joer.....me ha costado descifrar tu mensaje. Lo he tenido que leer en voz alta cuándo estaba ya a punto de coger el teléfono y preguntarte si habías perdido los piños en una partida de mus :-))).
Un abrazo!